UN DÍA

¿Cuánto vale un día de vida?

¿Cuánto vale un día de tu vida?

¿Cuánto cuesta un día de trabajo?

¿Cuánto cuesta un día que no se trabaja?

Más de una vez hemos intentado calcular esto en función de los resultados de trabajo de cada uno. Hemos llegado a conclusiones acerca del coste de un día de trabajo en función de lo obtenido como promedio en un día de actividad. Está bien. Pero en lo que me gustaría que nos fijásemos hoy es en un enfoque diferente.

¿Cuánto vale un día de vida?

Los norteamericanos, muy acostumbrados a este tipo de planteamiento y cálculo han hecho la consulta. Le han preguntado a la gente “¿Cuánto vale un año de vida?” Y la respuesta es muy interesante. La valoración ha sido de entre 100.000$ y 300.000$ (75.000€-225.000€). No está mal.

Si tomamos como promedio 150.000€ por año, y contamos 250 días de trabajo al año (ya veis que soy optimista aunque no use mis propios números) nos salen unos 600€ diarios. Eso es lo que dice la mayoría de la gente que vale un día de trabajo. Por ahora nos detenemos en esta lectura. Por ahora pensemos en que estamos aprovechando o no, lo que la mayoría de la gente diría que vale un día del año para trabajar. Y si sacamos nuestras propias cuentas la cifra no cambiará demasiado. Para un vendedor, un día de trabajo, contando lo que “paga” por trabajar y lo que “gana” por trabajar le sale una cifra no muy inferior a esta (o al menos, debería ser así).

Saquemos cada uno las conclusiones obligatorias y las decisiones obligadas de un cálculo así. Desde luego más vale aprovechar bien los 600€ diarios. Seguramente si tengo esto en mente mis acciones de venta serán más y mejor elegidas para rentabilizar el total de horas y obtener el máximo de resultados. ¡Cada día se invierten o se van por el desagüe 600€!

Pero creo que la estadística da para más. De hecho, los que solicitaron la encuesta son un grupo de asistencia sanitaria. El dato lo obtuvieron para utilizarlo en cálculos de costes sanitarios. La pregunta realmente es “¿Cuánto vale un año de vida?” Y en realidad es un poco diferente. A mi entender siguen habiendo dos lecturas: ¿Cuánto vale para mí un año de mi vida? Y ¿Cuánto pagaría yo por un año de vida?

Ya sé que en el segundo caso depende del dinero que tenga cada uno. Por eso el resultado de la encuesta no era una cantidad fija sino el margen dentro del que se movía la mayoría de la gente. Parece que la mayoría llegarían a pagar hasta doscientos y pico mil euros por vivir un año más. ¿Cuánto pagarías tu? ¿Pagarías 400€ por vivir un día más? ¿Pagarías 2.000€ por una semana más de vida? Y puestos a pensar, ¿cuánto pagarías tú si tuvieses mucho? Ya sé que la primera respuesta es todo lo que tuviese. Pero no es cierto. Todos tenemos gente a la que querríamos dejar, como mínimo, una parte de lo que tenemos en caso de saber que podíamos alargar nuestra vida pagando. Tengo claro que no pagaría todo lo que tuviese por vivir más. Hasta me parece que pagaría muy poco. Quizá “compraría” unos días. No lo se, hay que verse en la situación, pero sí que creo que la mayoría no lo gastarían todo.

Pero la cuestión sigue siendo, “¿Cuánto vale un año de vida?”. ¿Cuánto vale un año de TU vida? ¿Cuánto vale para ti un año de tú vida? ¿Cuánto vale para otros un año de tu vida? ¿Vale realmente 150.000€? Ya no pregunto si los cuesta. Ni siquiera pregunto si lo podrías pagar. Me refiero a si vale 150.000€ o no. ¿Pagaría alguien, si lo tuviese, 150.000€ para que vivieses un año más?

Como estamos hablando de valer, estamos hablando de valor. Así que pensemos en cuánto valor hemos puesto, cuánto valor ponemos, en nuestra vida. Cuánto valor aportamos para nosotros mismos y para otros.

Y es que, cuando el dinero ya no fluye tan alegremente, cuando ya no se piensa en cambiar los coches cada año o dos y “comprar” una segunda o tercera vivienda o cambiar la que no se ha terminado todavía de acondicionar y convertir en un hogar, cuando todo eso cambia, volvemos a valorar al amigo que llama y mantiene el contacto, al familiar que está siempre ahí y al vendedor que cuida la relación y recoge el pedido en lugar de arrancar el pedido y huir de la relación.

No sé si pagaría por vivir más. No sé alguien pagaría para que yo viviese más. No sé si pagando se puede vivir más. Pero si sé lo que deseo para mí y para ti, y es un año muy valioso. Deseo que nuestro año no tenga precio. Deseo que si nos tuvieran que pagar por nuestro trabajo y nuestra aportación personal a los que nos rodean tuvieran que hipotecarse “empeñar el firmamento” porque como dice Rosana, “lo que más vale en el mundo no se compra con dinero”. Deseo que un día nuestro sea impagable (aunque nos paguen un poquito, ¿eh?).

Y eso comienza hoy. Comienza por hacer que hoy sea un día valiosísimo para cada uno y para los que nos rodean.

Sugerencias para hacer de hoy (y los miles de días siguientes) un día valioso (la mayoría no son mías, solo las transcribo):

  • Deja este mundo mejor de lo que lo encontraste. O sea, deja cada lugar y persona que visites, mejor de lo que estaba (Baden-Powell).
  • Di algo positivo a la persona con la que te encuentras en los primeros 20-30 segundos de contacto (John Maxwell).
  • Se modelo de algo positivo para tanta gente como puedas lograrlo.
  • Haz a los demás lo que te gustaría que hicieran contigo (Jesús)
  • Perdona
  • Promete de menos, entrega de más (Robin Sharma).
  • No se te paga por horas, sino por el valor que pones en una hora (Jim Rohn).
  • Pasión. Asegúrate de que al entrar a una sala o al hablar con alguien el nivel de entusiasmo, optimismo, energía, alegría aumenta por estar tú ahí.

¿Cuánto vale tu próxima hora?

P.D. Por cierto, puedes hacerla más valiosa si aprovechas lo que otros han escrito y que te incluyo casi a diario en vive-con-pasion.com

En “otros boletines” tienes la columna de Jeffrey Gitomer. Cada semana hay algo muy aprovechable para vendedores y cualquier persona en contacto con el público (hoy día casi todo el mundo).

En “aportaciones”, van varias semanas de “Blog” de Robin Sharma. Solo esta semana he añadido cuatro escritos diferentes suyos, y todos realmente buenos. Siempre hay mucho que aprovechar en las palabras de Robin. Además de sus libros, produce a diario a través de blogs, twitter, su página web, boletín electrónico, etc. Aprovecha lo que va a pareciendo en “aportaciones” para tu trabajo y tu vida diaria.

Puedes recomendar esta página o suscribir a alguien que creas que lo disfrutará, y, por supuesto, puedes aportar enviando lo que creas que puede ser útil para los demás a vive_con_pasion@yahoo.es o a través de la propia página web en “contact”.